Allocutio Julio 2.102

En la lectura espiritual se trató el dogma de la Maternidad Divina de la Santísima Virgen María. Cada legionario se une a la Santísima Virgen María al llevar o evidenciar esa misión que le dieron: llevar a Jesús, velar a Jesús, custodiar a Jesús, desde su vientre, desde su infancia. Cada legionario tiene la misión de la Santísima Virgen María, y, ¿cuál es esa misión de la Santísima Virgen María? Llevar a Jesús. Tener conciencia de que cada legionario es una persona como la Santísima Virgen María, que siempre debe llevar y custodiar a Jesús donde esté: en la Universidad, en el trabajo, en el hogar. La misión es en todo momento, en toda circunstancia “Yo, como María, llevo a Jesús en mi vida”.